El PVC, un material versátil

La versatilidad del PVC, debida a su capacidad de aditivación y tratamiento, permite obtener distintos tipos de compuestos destinados a la fabricación de productos rígidos o flexibles, transparentes u opacos, compactos o espumados. El PVC se adapta con facilidad a las necesidades de la vida moderna y contribuye al progreso.

Los sistemas de tuberías de PVC se clasifican en:

PVC rígido (PVC-U)

El PVC-U es un material amorfo en cuya composición no se encuentra ningún tipo de plastificantes. Este material presenta unas propiedades intrínsecas idóneas para la conducción de agua.

PVC orientado (PVC-O)

El PVC-O se obtiene mediante la orientación molecular del PVC-U en el propio tubo, cambiando así su estructura de amorfa a laminar. La orientación molecular mejora muy notablemente las propiedades físicas y mecánicas del polímero original.

Efecto de la orientación en la estructura polimérica

Estructura amorfa y lamniar PVC